ANGINA DE PECHO

Buscar terminos del glosario (expresiones regulares son permitidas)
Inicia con Contiene Término exacto
Todos A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
ANGINA DE PECHO

(Padecimiento Crónico)

Padecimiento

La angina se manifiesta como una sensación de presión o dolor en el pecho que se irradia hacia el brazo izquierdo, los hombros o la espalda, y que coincide con un esfuerzo físico sostenido o con una alteración emocional. Una vez en reposo el dolor desaparece en pocos minutos.

Los síntomas son causados por una deficiencia en la irrigación sanguínea de los músculos propios del corazón. En la mayoría de los casos, esta falta de irrigación se origina por una reducción del diámetro interior de las arterias coronarias provocada por la acumulación de colesterol.  Aunque por lo general una angina de pecho estable no es un padecimiento muy grave, si el paciente no se cuida la angina puede derivar en un infarto al corazón.

El origen del padecimiento es claramente atribuible a la típica alimentación moderna basada en proteínas y grasas animales (carne roja, lácteos y huevos), comida rápida (grasas animales y vegetales súper procesadas) y alimentos procesados (exceso de sal, azúcar refinada y aditivos sintéticos). El alta presión (sistólica arriba de 140 y diastólica arriba de 90 medida en reposo) que causan los depósitos de colesterol en las arterias, es la principal causa de todos los padecimientos circulatorios. Como dato, en Estados Unidos el alta presión sanguínea (provocada por el colesterol) aumenta en 7 veces la posibilidad de un derrame cerebral, en 4 veces la posibilidad de un infarto cardiaco y en 5 veces la posibilidad de morir por una falla cardiaca. (Ref. Food Revolution de John Robbins Pág. 28).

La buena noticia para quien padece angina de pecho, es que puede mejorar mucho haciendo un cambio radical en sus hábitos alimenticios. El mejor tratamiento es regresar a la forma como la sociedad se alimentaba hace más de 100 años: Poca carne roja, pocos alimentos procesados y muchos alimentos naturales de origen vegetal.

 

Herbolaria

(Ver información de los recomendantes en botón: Datos de la Página – Bibliografía…)

RECOMENDACIÓN  MG*:

Para la angina de pecho, ajo y/o té de Tejocote.

Té de Tejocote: ½ taza de Tejocotes picados, 2 cucharadas de canela y un litro de agua. Hervir la fruta 5 a 10 minutos, apagar, agregar canela, reposar 30 a 40 minutos en recipiente tapado, colar, endulzar, tomar 2 o 3 tazas al día.

Otras Recomendaciones: Reducir el consumo de grasa animal; aumentar el consumo de pescado como el salmón, así como el de frutas y verduras; consumir diariamente una Manzana y tres Zanahorias crudas; tomar un vaso de aguamiel de Maguey todos los días; y utilizar en la cocina solamente aceite de Oliva. 

RECOMENDACIÓN JD*:

Espino Blanco, extracto estandarizado 240 a 480 mg al día, extracto líquido, 1/8 a ¼ cucharadita al día, o 1 cucharadita de tintura 2 veces al día.

Otras opciones: Ajo, Arándano, Bolsa de Pastor, Astrágalo, Agripalma, Jengibre, Kudzu.

RECOMENDACIÓN  WF*:

Ajo, cápsulas con una dosis mayor de 10 mg de alicín al día.

Jengibre, fresco una rebanada de 8 mm al día o en cápsulas 250 mg al día.

Espino Blanco, tintura ½ a 1 cucharadita al día.

Coleo, suplemento estandarizado (al 18 % de forskolin) 50 mg 2 a 3 veces al día, evitar si hay presión baja.

Ginkgo, suplemento (estandarizado al 24 % de heterosides) 40 a 80 mg 3 veces al día.

Suplementos alimenticios:

Bromelain, 250 a 500 mg 3 veces al día. Carnitine, 750 a 1500 mg al día en varias dosis. Q 10, 150 mg al día en varias dosis.

RECOMENDACIÓN  ECE/CE*:

Agripalma, extracto líquido 90 gotas al día.

RECOMENDACIÓN OMS*:

Espino Blanco, 1 a 1.5 gramos de hierba molida o 160 a 900 mg de extracto estandarizado al día.

Astrágalo, Polvo de Raíz, 9 a 30 gramos al día.

* Simbología:

OMS = Organización Mundial de la Salud | MG = Mauricio González | JD = James Duke | ECE/CE = Dep. Salud alemán (con adiciones) | WF = White and Foster | AC = Andrew Chevallier | LT = Leslie Taylor | JF = Jesús F. Carlos.

Ver datos y contraindicaciones de plantas en el botón: Hierbas

 

Alimentación

Por lo general, a los pacientes con Angina de Pecho su médico les recomienda  tomar medicamento para mantener el colesterol y la presión en orden, así como una dieta baja en carne, grasas y sal. Con este tratamiento se reduce el riesgo de un problema mayor aunque la persona se mantiene enferma y con medicamentos por el resto de su vida. Para lograr una verdadera mejora o incluso curación, la solución es la alimentación, pues solamente con una dieta sana estaremos revirtiendo el origen del problema.

En la medida que la dieta sea más vegetariana los resultados en colesterol y alta presión serán mejores. Datos estadísticos en personas con angina que adoptaron una dieta vegetariana y con poca sal, indican que la mayor parte de ellos dejó de necesitar sus medicamentos de manera permanente. De manera general la dieta consiste en:

SE ELIMINA: La carne roja. Todas las grasas y aceites animales o vegetales con excepción del aceite de oliva. Azúcar blanca, harina blanca, leche de vaca y endulzantes artificiales (si se desea adelgazar, endulzar con estevia).

SE REDUCE LO MÁS POSIBLE: Todos los alimentos procesados en una fábrica; La sal; Los lácteos (yogurt, crema, queso); Los huevos. Se cocina sólo con aceite de Oliva en cantidades moderadas.

SE CONSUME EN CANTIDADES LIBRES: Frutas (al menos un vaso de jugo natural al día); Verduras (crudas o cocidas); Leguminosas (frijoles, lentejas, habas, chícharos); Cereales (avena, pan integral, tortillas de maíz, arroz integral, pastas integrales); Alimentos de origen animal sólo el pescado. Saborizantes naturales (como el azafrán de raíz, el jengibre, el chile y todas las especias); Para beber, té verde, jugos o refrescos naturales (endulzados con miel de abeja o azúcar moscabado), vino tinto o blanco.

Independientemente de la dieta que sigamos, es útil  conocer cuáles son los alimentos más antioxidantes pues es esta cualidad lo que evita que el colesterol de la sangre se deposite en las arterias. Preferir súper antioxidantes como:

  • Frutas pequeñas de color y sabor intenso como: fresas, moras, cerezas, chabacano, uvas, ciruela y granada.
  • Verduras de color verde oscuro como: acelgas, espinacas, chile, alcachofas, brócoli y col. Otras de diferente color como tomate.
  • Raíces como: ajo, jengibre y azafrán.
  • Leguminosas y cereales como: frijol, lentejas, chícharos, soya, trigo, linaza y avena.
  • Hierbas y especias como: Té verde, orégano, canela, perejil, romero y tomillo.

 


El contenido es únicamente informativo y no substituye la opinión del médico. Medicina Natural A.C. no se hace responsable de la automedicación.
Todos A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z